¿Cuándo una traducción debe ser jurada?

Los motivos son muy diversos. En general, las traducciones deben juradas cuando se presentan ante la administración, ya que se certifica que la traducción es fiel al contenido del documento original. El sello del traductor jurado es el que otorga a la traducción plena validez ante cualquier organismo público.

Los documentos solicitados con este sello por las administraciones son:

  • Traducción títulos y certificaciones académicas.
  • Traducción de certificado de antecedentes penales.
  • Traducción de documentos de adopción
  • Traducción de certificados matrimonio y divorcio.
  • Traducción de certificados médicos.
  • Traducción de certificados de nacimiento.
  • Traducción de permisos de residencia.

¿Qué documentos debo aportar?

Es preceptivo facilitar el documento original aunque, una vez comprobado por el traductor, se puede aportar una fotocopia y reservar el original.

¿Qué ámbito de competencia territorial tiene un traductor jurado?

Los traductores jurados son nombrados por el Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación con competencia en todo el territorio nacional, independientemente de donde ejerzan su actividad profesional. Son los únicos autorizados para realizar estas traducciones oficiales.